Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 diciembre 2014 7 14 /12 /diciembre /2014 03:55
REFLEXIONES SOBRE EL VINO

REFLEXIONES SOBRE EL FASCINANTE MUNDO DEL VINO

Presentación - Las temas importantes merecen actos de reflexión, esta es una premisa incontrastable, entonces primero tenemos que tener la certeza de que el mundo del vino es de tal nivel.

Y podemos discutir el caso, desde diversos puntos de vista, del histórico, del social, del científico, del agrario, de la industria, del comercial, del económico, del artístico y en todos los casos, existen argumentos, posiciones, teorías, investigaciones, inversiones y cada día, en mayor cantidad, entonces que duda cabe.

Lo más importante de esta presentación, es que realizar actos personales de reflexión sistematizada, no necesita justificación alguna, sirven como catarsis personal, puro deleite intelectual, y eso es lo que he tratado de hacer en los últimos años referidos al tema del vino.

Soy profesor de varios cursos de enología, en el Instituto de los Andes, y por lo tanto es normal analizar desde diferentes aspectos el tema, sacar conclusiones, opinar, contrastar, evaluar, en fin el sabio ejercicio de pensar y en todo momento he recibido recompensa, mucha cosecha, y lo que se tiene que hacer con estos productos, es compartirlos.

Esa es la intención de este libro, presentarles mi cuaderno de apuntes de Reflexiones Sobre el Fascinante Mundo del Vino. (JAC)

01. La vida es demasiado breve para ser disfrutada sin vino.

02. El vino hace todo más bello y nos devuelve las buenas cosas de la Juventud.

03. El tema del vino es tan complejo que no puede ser intrascendente.

04. Por ningún motivo debemos tratar de darle "una lección rápida de vinos" a otra persona en un evento social.

05. Una opinión dogmática sobre el vino, origina automáticamente un clima beligerante.

06. El "sabio" mundo del vino, es como una mágica telaraña, es muy fácil quedar atrapado en ella.

07. Es muy común encontrar posiciones irreconciliables, entre "conocedores" sobre algún aspecto del vino, por que generalmente tienen una muy alta estima personal, y no quieren perderla ni un poquito, nunca jamás.

08. Es inútil el papel de "abogado del diablo" cuando un grupo de amigos hablan sobre vinos.

09. Una distinguida y sistemática curiosidad, es una fuente inagotable de energía, en el largo camino del conocimiento de los diversos aspectos del vino.

10. La enología no-solo es un placer, sino un muy buen negocio.

11. La enología, como cualquier otra actividad empresarial, tiene sus propias reglas, hay que cumplirlas aunque a veces parezcan ilógicas o absurdas.

ÍNFULAS.

Hace muchos años, se llamaba ínfulas a unas cintas que se colocaban a cada lado de la cabeza, adosadas a una diadema o corona, en señal de distinción y dignidad.

Algunos personajes importantes llegaron a recibir tantas ínfulas que literalmente casi no podían mover, entiéndase utilizar correctamente, la cabeza y entonces surgió el dicho despectivo de tener muchas ínfulas.

Hoy en día han revivido, involuntariamente, en el mundo de la enología, esta antigua costumbre unos curiosos personajes que podemos denominarlos como "eno-yuppies" que al descubrir que existen vinos con aromas a "hierba recién cortada de los prados de Kentucky" o sabores a "frutas oscuras de los montes Palatinos" y otros cien absurdos parecidos, les comienzan a crecer unas ínfulas muy pesadas a ambos lados de su esnob testa y si no se las cortan de inmediato con una sabias tijeras de razón y lógica, pueden rápidamente desarrollar muchas ínfulas, entiéndase una estúpida vanidad que por ejemplo los harán criticar de inmediato estos enologismos.

LA POESÍA QUE HAY EN EL VINO.

01. La fiesta estaba en silencio, y yo tenia miedo. Entonces mire al cielo, disfrute mi vino y comencé a ser feliz.

02. Ni a ti, sirviente, te viene mal él adornarte con ramas de mirto, Ni tampoco a mí, que bebo mi vino bajo las parras sombrías. (Horacio)

03. Un vino maravilloso e inquisidor, perfuma la sangre dé modo que cabe preguntarse: ¿Que es esto? (Shakespeare)

04. El momento de la verdad o del desencanto ha llegado, cuando alzamos la copa, cuando apreciamos el aspecto, el aroma, el sabor del vino. En definitiva, cada vez que gustamos de un vino es una verdad diferente. (Anónimo bebedor)

05. Copas llenas de ojos muertos y terribles espadas de salmuera. (Neruda, Estatuto del vino).

06. Amo sobre una mesa, cuando se habla, la luz de una botella de inteligente vino. (Rodrigo Alvarado).

07. Soy el vino, me ha satisfecho apreciar que ya hay algunas personas que por lo menos se preocupan de mí. Las expresiones que se refieren a las condiciones de fresco y frutoso, que muchas veces tengo, me llenan de gozo. Cuando se comenta sobre mi cuerpo, cierto rubor me asoma, pero como también soy tinto no se me nota.

08. El hecho de que me busquen para acompañarme con determinados alimentos es muy importante. Sufro cuando me juntan con comidas con las que no congenio. Pero sufro mucho mas cuando me tragan indiscriminadamente para provocar falsas alegrías. Soy natural e integro, por eso solo sé causar alegrías sanas. Para ello Dios me echo al mundo.

09. No quiero ser motivo de engaños y tergiversaciones; aparecer con etiquetas o premios que no me corresponden me enoja, tanto como cuando me envasan en garrafas sucias.

10. Siento una gran frustración porque la juventud no me aprecia, ni siquiera me conoce. Mi corazón esta con ellos porque soy un viejo joven y, contrariamente a lo que cree la mayoría, no mejoro indefinidamente con la edad. De cierta manera, soy como los hombres: tengo juventud, madurez y vejez. En ocasiones me siento mejor cuando joven, otras veces ya maduro, y las menos, viejo. Me preocupa y apena que las mujeres tampoco me conozcan y que por ello me elijan en las botillerías y supermercados movidas solo por el precio con que me rotulan.

11. En los restaurantes deseo ser primer actor: que se me incluya en una carta de vinos y que me ofrezcan con dignidad y conocimiento. Al momento de entrar en la copa, exijo (si, exijo) estar a la temperatura correcta y ruego que me mantengan en la mesa y no me tapen con una servilleta. Yo no tengo nada de malo que esconder, aunque a veces me vistan -reitero- con etiquetas poco veraces y de mal gusto. Antes de beberme, pido que me huelan, me miren el color y mis piernas (son transparentes) y, como decía Talleyrand, "que después se converse".

12. Me es muy grato que reconozcan las distintas variedades con que me visto; puedo ser Chardonnay transparente y frutoso o bien Sauvignon de aroma inconfundible. Cuando soy tinto me siento orgulloso en mi calidad de Cabernet Sauvignon, especialmente cuando no me han puesto en contacto con maderas que me echan a perder. Pero también me siento cómodo como Merlot, Malbec o Verdot. Yo soy el vino.

Compartir este post

Published by jaime ariansen
Comenta este artículo

Comentarios

Instituto De Los Andes

  • : INSTITUTO DE LOS ANDES
  • INSTITUTO DE LOS ANDES
  • : BLOG DE JAIME ARIANSEN CESPEDES, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LOS ANDES DE LIMA - PERÚ jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces