Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 septiembre 2011 7 11 /09 /septiembre /2011 11:07

CRÓNICAS Y LEYENDAS DE LA GASTRONOMIA PERUANA

Por: Jaime Ariansen Céspedes – Instituto de los Andes

 

 

Hace muchos años, en Huanuco, nació una niña muy poco agraciada, tenia todos los defectos estéticos que ustedes se puedan imaginar, conforme crecía se acentuaban estas características, una larga y aguileña nariz que se encontraba con una prominente y curva barbilla. Flaca y desgarbada coronaba su estrecha espalda con una puntiaguda joroba, pelo negro retinto, hirsuto, grueso, imposible de peinar, complementaban su extraña y horrible figura.

Cómo algunos niños son crueles, se burlaban de la apariencia de la extraña criatura y le gritaban "cara de pájaro", ¡Achicay!, y otros mil improperios, pero este apodo fue el que quedo grabado como él más popular.

Poco a poco, y conforme crecía, "Achicay" se fue separando de las maldades del mundo y silenciosamente se fue alejando de todo, hasta que decidió irse a vivir al campo, a un solitario paraje donde nadie se burlara de su estrafalaria figura. Se fue quedando completamente sola, las gentes de la región  conocían de su existencia, pero nadie del lugar se le acercaba ni le brindaban su amistad y por supuesto comenzaron a brotar miles de cuentos y chismes atribuyéndole toda clase de brujerías.

Un día paso por su destartalada choza una apuesto capitán inca, llamado Allka Huallpa, sobrino del emperador y muy reconocido en todo el Tawantinsuyo, por su valor en las batallas. Su apetito, después de la larga jornada, fue la guía que lo condujo hasta esa pobre y solitaria morada de la que salían tan sugestivos aromas. Cuando uno de sus soldados llamo a la puerta pidiendo posada para su señor, no pudo evitar un estremecimiento de temor al enfrentarse a esa horrible y tenebrosa vieja.

Estaba dispuesto a regresar sin pronunciar palabra, pero lo detuvo la mano fuerte de Allka Huallpa, quien había bajado de su litera y estaba junto al soldado, diciendo: Achicay hizo un torpe ademán indicando que podía pasar a la choza.

Allka Huallpa, se sentó en una sencilla butaca de madera, mientras la mujer procedía a servirle una humeante taza de chupe, desde el primer bocado comenzó una extraña transformación, el lugar se fue inundando de una suave y tibia claridad, mientras que los toscos utensilios y muebles de afinaban y cobran diferentes tonalidades.

 

 

Pero lo que más impresiona al joven guerrero, fue la transformación de la cocinera, que protagonizo una rápida y cadenciosa metamorfosis hasta lucir como una joven de impresionante belleza, con una larga, reluciente y negra cabellera que enmarcaba una dulce cara con los ojos más hermosos y brillantes que se puedan imaginar. La delgada túnica trasparentaba un esbelto y voluptuoso cuerpo que encandilo al visitante hasta paralizarlo de admiración.

El hechizo de Allka Huallpa fue instantáneo y completo, comprendió que había llegado a el la felicidad eterna y sabría que desde ese momento no debería separarse ni por un instante de tan celestial doncella y estaba dispuesto a renunciar a todo para compartir el resto de su vida con tan sensual belleza.

Por otro lado, nadie comprendió, nunca jamás, que había pasado, y como un apuesto galán, un príncipe del Tawantinsuyo, había renunciado a todas sus glorias y privilegios para irse a vivir a una humilde choza, de un olvidado paraje, con la más horrible de las mujeres.

 

 

Muchos años después, una cocinera del lugar, me explico el sentido de esta romántica historia de amor, la buena sazón de las mujeres huanuqueñas conquista a cualquier ser de buena voluntad, con una magia muy sutil y tan poderosa que puede transformar la fealdad  en la belleza  absoluta.

Y desde entonces hasta nuestros días, las hábiles cocineras del lugar lucen siempre como esculturales princesas, ante los comensales de sus deliciosos potajes...... No importa lo viejas y feas que puedan ser, las buenas cocineras lucirán siempre muy hermosas.

Y por supuesto si no cree en la magia de esta historia, solo compruébela y atrévase a probar los potajes de cualquier cocinera que domine la magia del lugar y desde el primer bocado sentirá la dulce sensación del embrujo de la gastronomía huanuqueña. jaimeariansen@hotmail.com

Compartir este post

Published by jaime ariansen - en 14 CRONICAS DEL PERÚ
Comenta este artículo

Comentarios

Instituto De Los Andes

  • : INSTITUTO DE LOS ANDES
  • INSTITUTO DE LOS ANDES
  • : BLOG DE JAIME ARIANSEN CESPEDES, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LOS ANDES DE LIMA - PERÚ jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces