750 grammes
Todos nuestros blogs de cocina Seguir este blog Administration + Create my blog
26 diciembre 2011 1 26 /12 /diciembre /2011 12:15

 

La producción cafetera peruana registrará un nivel récord en 2011 con más de 6 millones de quintales, en tanto que las exportaciones del grano crecerán en más de 50% respecto al año 2010, dijo la Junta Nacional del Café el domingo.

La producción de café se cifrará en 6.200.000 quintales, un crecimiento de 18% más respecto al año pasado, cuando la producción alcanzó 5.250.000 quintales.

Las exportaciones cafeteras acumularon también un monto récord al cifrarse los ingresos en más de 1.400 millones de dólares (+58% respecto a 2010).

"Este año debió registrarse un descenso en la producción pero ocurrió todo lo contrario por un clima favorable, sobre todo por las inversiones de cooperativas en la fertilización y rejuvenecimiento de cafetales", dijo el presidente de la Junta Nacional del Café, César Rivas, citado por la agencia estatal Andina.

 

 

El dirigente cafetero señaló que existen 390.000 hectáreas de grano aromático, cultivadas por 160.000 familias de pequeños y medianos productores, de los cuales cerca de una tercera parte está organizado en cooperativas o asociaciones.

Pese al buen momento, los dirigentes peruanos no descartan que la crisis económica en Europa y en Estados Unidos pueda repercutir negativamente en las exportaciones peruanas en 2012.

Perú exporta café a 46 países, el 60% de los cuales se encuentra en Europa, siendo Alemania el principal cliente peruano.

Compartir este post
Repost0
26 diciembre 2011 1 26 /12 /diciembre /2011 11:34

 

Isabel Serrano - El Financiero en línea

México, diciembre.-  Siempre que es Navidad se vive el dilema de qué comer en esta fecha especial, algunos quieren pavo, otros prefieren bacalao y para muchos los romeritos no deben faltar pero ¿conocemos el origen de estas comidas?, la mayoría no, por ello El Financiero en línea se dio a la tarea de investigar la historia de estos platillos en Mexico.

Pavo de Navidad
 
Uno de los alimentos más tradicionales para cenar en Nochebuena es el pavo, el cual se cree que la forma de prepararlo es de origen Azteca y la razón es que tiene su origen en América, de ahí que se denominara gallina de las Indias. Fueron los conquistadores españoles, precisamente los jesuitas en el primer tercio del siglo XVI, quienes los llevaron  a Europa.

Poco a poco su degustación se extendió entre la realeza y los nobles de la época como símbolo de exquisitez, posteriormente se adoptó la costumbre de cocinarlo en Navidad disfrutando de un manjar de reyes, actualmente se consume todo el año.

Su preparación no representa mayor complicación, existen diversas y variadas formas, cada familia tiene una receta favorita, especies y relleno, pero al final el resultado es el mismo, una delicia culinaria, su peso puede alcanzar los 20 kilo, pero depende de la raza seleccionada y en consecuencia, el tiempo de cocción  es variado.

 

 

Romeritos

Los romeritos son, sin duda alguna, un platillo netamente mexicano, ya que desde tiempos prehispánicos se consumía y para los aztecas, constituía  una joya culinaria por su valor nutritivo y la facilidad para conseguirlos.

La planta es llamada científicamente Suarda torreyana y  al platillo que se prepara con ella también se le conoce como revoltijo  -por la mezcla de ingredientes tales como papa, nopales, almendras, nueces, cacahuate, cebolla y ajo- y es hasta ahora uno de los platos preferidos para la cena de Navidad y la vigilia en Cuaresma. 

 

Bacalao

A diferencia del pavo y los romeritos, el bacalao que  preparamos en México tiene su origen en España y aun cuando es un pez de aguas frías de las costas de Noruega, Labrador, Nueva Escocia, Islandia, Groenlandia, Terranova y costas americanas, se tienen registros de que fueron los pescadores vascos los que abastecieron a todo España de esta especie.

Durante siglos, el bacalao fue un alimento para pobres y no muy apreciado, en algunas crónicas se dice que llamaban a un ballestero “bacalao maloliente”, por haberlo dejado sólo en una batalla, incluso la etimología de la palabra fue peyorativa ya que se aplicaba a los villanos el apelativo de ’bacallar’, que a su vez venía del latín bacallarius.

Era obligado comenzar la Cuaresma comiendo bacalao con pasas y piñones y para los viajes se hacía al “ali oli” con abundante ensalada.

Su introducción en la dieta alimenticia de España y Portugal, fue una imposición por parte de la iglesia en la Edad Media de abstenerse de comer carne en la Cuaresma y todos los viernes del año, lo que hizo que su consumo fuera casi forzadocostumbre que se extendió hasta mediados del siglo, cuando era ’obligado’, en público, no tomar carne en Cuaresma.

Ponche

Y para acompañar cualquier platillo decembrino no puede faltar el popular “ponche”, bebida que según algunos historiadores tiene sus orígenes en los  antiguos pueblos persas que consumían una muy parecida llamada "panch" preparada con agua, limón, hierbas, azúcar y ron, costumbre que  pasó a Europa donde adquirió el nombre en inglés de "punch" y que a su vez en España derivo en “ponche”.

Actualmente se siguen conservando muchas tradiciones de nuestros antepasados pero con el toque particular de cada paísel ponche más conocido es el de frutas al cual en muchos países se le añade leche, azúcar, huevos y ron.

La leche es el ingrediente que más ha marcado el cambio por proporcionarle un sabor diferente y una consistencia más espesa y cremosa, cambio que trajo la introducción de la leche evaporada en 1899. (Redacción/ISL)

Compartir este post
Repost0
25 diciembre 2011 7 25 /12 /diciembre /2011 16:52

¿Por qué pavo para Navidad?

Las aves siempre han sido un plato fundamental en las comidas celebradas durante el solsticio de invierno. La razón por la que no podían faltar en ninguna celebración importante es su simbolismo. En la Antigüedad se creía que cuando las ocas y otras aves migratorias regresaban desde el sur a las regiones más septentrionales, traían con ellas la primavera y la abundancia de esta estación. Según esta creencia, que arraigó con fuerza durante siglos, poner un ave en la mesa era un acto ritual para pedirle a sus compañeras de vuelo que regresaran pronto.

 

Este es el muy conocido, en su forma domesticada, pavo que servimos en la mesa los días festivos. En realidad es un ave muy interesante ya que aquellos que han sido domesticados son bien tontos, pero los que se crían salvajes, y sobreviven, son sumamente pícaros.

Ya cuando Cortés llegó a México este pavo había sido domesticado. Poco después, en 1511, se enviaron algunos ejemplares a la Península. Y continuó la domesticación en Europa y la vida natural en América. Hoy en día los descendientes de la forma domesticada no pueden sobrevivir en la naturaleza. Tanto así que cuando se trata de replobar alguna región, hay que emplear los pichones de la forma salvaje, que no son tan fáciles de criar en cautiverio.

El Pavo Común es oriundo de América del Norte. Su distribución natural comprende desde el sur del Canadá hasta el norte de México. No es un ave migratoria, sin embargo hay algunas poblaciones que anidan en las montañas que descienden para invernar a menos altura y todos se desplazan de acuerdo a la abundancia de alimentación. Muy normal que en un año se trasladen de unos 30 a 45 kilómetros.

Habitan en las regiones donde hay árboles próximos a descampados. Dependiendo la temporada del año pueden formar grupos de 6 a 20 integrados por sólo machos, hembras, o ambos géneros, o también pueden andar solos. Normalmente caminan pero pueden volar y aunque usualmente vuelan cortas distancias, tienen un vuelo fuerte.

 

 

Hasta hace algunos años, el pavo solamente era considerado el platillo principal de festejos como navidad o el día de acción de gracias, pero en este momento en que la moda exige un cuerpo sin exceso de grasa, el pavo es un alimento perfecto ya que contiene muy poca grasa, no tiene colesterol y es muy nutritiva y sabrosa.

La carne de pavo, además de ser muy sabrosa, se puede preparar de la misma forma que la carne del pollo común, tiene mucha menos grasa, no engorda y aporta una gran cantidad de proteínas.

El pavo forma parte de las carnes blancas, que se caracterizan por tener poca grasa y bajo nivel de colesterol. La mayor parte de la grasa del pavo se concentra en la piel, por los que no es recomendable consumirla.

El pavo tiene las mismas propiedades nutritivas que el pollo,. La pechuga es la parte más magra. Además el pavo es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, biotina, B12 y el ácido fólico y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc.

La carne de pavo se puede encontrar en el mercado de distintas formas para preparar distintos platillos. Así su presentación es como pavo natural, ahumado, en jamón, bistec, pechuga de pavo, en paté.

El pavo se puede preparar de diversas maneras: fresco con verduras, asado o relleno de varios otros alimentos. Se recomienda siempre preparar el relleno de forma independiente a la preparación del pavo, porque si se empapa de grasa su textura se vuelve pastosa.

Para elegir la carne de pavo es necesario considerar que: tenga la piel suave y de color blanco, sin manchas rojizas, que la carne esté firme y no pegajosa y debe mantenerse en congelación.

El pavo, llamado gallina de las Indias por los conquistadores españoles, es oriundo de México de la época de los aztecas, donde se le llamaba guajalote. Llegó a Europa procedente de este país en el primer tercio del siglo XVI a través de los jesuitas. De ahí que al pavo se le empezara a llamar, al principio, "jesuita".

En aquella época se convirtió en símbolo de la exquisitez de la gastronomía que se reservaba a la monarquía y la alta sociedad, y un tiempo después, en protagonista de las comidas y cenas navideñas.

Los franceses muy aficionados a su carne lo llamaron dinde (de Indias). Los ingleses, lo llamaron ’’turkey’’, porque lo descubrieron el Turquía, y lo convirtieron en el plato clásico de la Navidad.

 

 

Un jueves de noviembre de 1620, el pavo sirvió de sustento a los colonos del Mayflower a su llegada al actual estado de Massachusetts, en EE UU. Desde entonces, el pavo es protagonista gastronómico de una de las fiestas más tradicionales del país: el Día de Acción de Gracias, que se celebra cada año el último jueves de noviembre.

 

 

En tiempos de Enrique VIII de Inglaterra se estableció en las cortes españolas, como plato típico, el pavo de navidad, gracias al mecenazgo de los Austria.

Ellos, de origen germánico, tenían implantada esa práctica en sus costumbres, y al venir a España, no quisieron abandonarla.

Pronto, el pueblo, imitando a sus reyes, adoptó también esta tradición, sin embargo, no fue hasta el siglo XX cuando su consumo en todas las mesas pudientes se hizo habitual.

Compartir este post
Repost0
24 diciembre 2011 6 24 /12 /diciembre /2011 16:40

Que es la filosofía y su historia.

La filosofía es la búsqueda de la sabiduría y justificación racional de los principios universales de las cosas y de las ideas que el hombre elabora sobre él mismo y su entorno.

Su historia viene desde el incio del hombre, desde que tiene conocimiento, han existido filósofos que han estudiado la filosofía, sus causas y sus consecuencias.

Este problema no está resuelto. Cada filósofo, cada sistema filosófico inicia sus reflexiones asignandoa la filosofía un nuevo campo. Tal circunstancia impide que se pueda formular una definición unánime de filosofía.

 

 

No obstante la discordancia entre los filósofos acerca del objeto y campo de estudio de su materia, son manifiestas algunas coincidencias. En efecto, los filósofos están de acuerdo en que la filosofía:

Es un saber teorético, es decir, no se nutre sólo de información, sino también de contemplación y explicación.

Es un saber que enfoca lo principal de la realidad, esto es, aquel apsecto a partir del cual será más fácil entender la realidad total. Naturalmente, hay diferencias acerca de cual aspecto es el que debe considerarse como el principal o fundamental.

 

 

Es un saber reflexivo y crítico. Es reflexivo, porque es de segundo grado, es decir, supone datos y hechos que le sirven de base para la reflexión. Es un saber crítico por que critica ideas, instituciones, comportamientos. Hay que tener en cuenta que criticar no es rechazar, sino discernir, distinguir, valorar, seleccionar. La filosofía es crítica, no porque su función sea siempre militar en la oposición, sino porque, además de su tarea explicativa, tiene que ser factor de cambio y de progreso.

En todo filósofo auténtico existe la convicción de que el saber filosófico tiene este doble objetivo:

Ser un intento de clarificación de la realidad, explicando seres y acontecimientos. Ser una fuerza orientadora de la conducta. 

Compartir este post
Repost0
24 diciembre 2011 6 24 /12 /diciembre /2011 15:13

El Milagro de Navidad de 1914

Por: David Chong – Cusco – Perú - La Navidad de 1914 fue muy especial, porque sucedió en plena Primera Guerra Mundial. En efecto, solamente unos pocos meses antes habían tenido lugar una cadena de declaraciones de guerra entre las naciones europeas, dando lugar a la "Gran Guerra" como se la conocía hasta la Segunda Guerra Mundial.

 

 

Esta contienda europea es también tristemente célebre por la llamada "guerra de trincheras" entre los países combatientes: kilómetros y kilómetros de zanjas excavadas frente al enemigo, solamente para esperar que el bando contrario cometiera un error. Así murieron muchos soldados, con solo asomar un poco más la cabeza por sobre la protección que la trinchera ofrecía, para caer muertos ante la pericia de un francotirador enemigo.

En diciembre de 1914, había llegado al ejército inglés un informe de inteligencia en el que se aseguraba que los alemanes atacarían con fuerza en la misma noche de Navidad. En tensión, los soldados británicos apostados en la "tierra de nadie" en Ypres (Bélgica) esperaban cualquier movimiento sospechoso del enemigo para contra atacar. De pronto, uno de los vigías advirtió la aparición de unas tenues luces en el lado alemán, con lo que dio la voz de alerta para prepararse para el ataque. Sin embargo, nada sucedió. Las luces se multiplicaron, y con la ayuda de binoculares, los ingleses se llenaron de asombro al constatar que se trataba de árboles de Navidad en las trincheras. Pronto se oyeron con claridad agradables voces en alemán cantando villancicos: "Stille Nacht, heilige nacht..." "Noche de Paz, noche de amor...".

 

 

Según cuentan algunos, varios soldados ingleses se animaron a cantar también desde sus posiciones villancicos en inglés, con lo que el intercambio de balas de los meses anteriores se transformó en un intercambio de villancicos.

Entrando un poco más en confianza, soldados alemanes comenzaron a gritar en un inglés aproximado "We don't shoot, you don't shoot!" ¡No disparamos, ustedes no disparen! Sin embargo, la duda y el temor no se habían disipado del todo.

Algunos alemanes salieron de su trinchera con las manos en los bolsillos, para asombro de los ingleses. Salieron también dos de estos últimos de la suya y se pusieron a hablar con los enemigos. Uno de los alemanes dijo "Yo soy sajón, tú eres anglosajón. ¿Por qué nos peleamos?" Acordaron no disparar para poder enterrar a sus muertos. Incluso tuvo lugar una celebración fúnebre conjunta, para enterrar cadáveres de ambos bandos, con el capellán de uno de los ejércitos.

 

 

Más aun, se intercambiaron regalos: algunas pocas cosas que habían recibido de sus familias las intercambiaron con los soldados del otro bando. Quien no tenía qué dar, se despojaba de los botones de su casaca para que quedaran como recuerdo. Otros mostraban fotos de sus familiares, cartas, recuerdos íntimos...

¡Alemanes y británicos llegaron a jugar un partido de fulbito! Unos dicen que terminaron 2-1, otros que 3-2, siempre a favor de los alemanes.

Con tanto trato personal, los soldados comenzaron a ver a sus enemigos como personas como cualquier otra. A los ingleses les habían llegado crueles noticias de los excesos que soldados alemanes habían cometido en poblaciones civiles —matanzas y ultrajes de los más despiadados— y en plena "tierra de nadie" se encontraban con que eran tan humanos como ellos mismos...

¡Maravillosamente, había tenido lugar una tregua de Navidad, que nadie quería romper! Por lo que se sabe, no sólo se dio en Ypres, sino también a lo largo de buena parte de la disposición de trincheras en el frente de guerra.

¡Cuánta paz sentían los soldados al saber que no iban a ser disparados si caminaban libremente! ¡Hasta las aves volvieron a volar por sobre la "tierra de nadie". ¡Era un auténtico milagro de Navidad!

 

 

Sin embargo, ambos bandos sabían que se trataba de una tregua de soldados rasos, a espaldas de sus respectivos estados mayores. Entendieron que no podría durar mucho, pero se las ingeniaron lo mejor que pudieron para alargarla.

Como en aquella ocasión, en la que un oficial del ejército inglés se acercó a la trinchera para hacer una inspección. De pronto, el oficial advirtió que en la trinchera enemiga un soldado al que se le podría disparar y ordenó al soldado que tenía más a la mano a que lo hiciera. La orden fue obedecida de inmediato, pero el soldado "falló": el alemán ni se inmutó. El oficial volvió a ordenar que dispare y el soldado inglés trató de hacer que su bala pase más cerca del enemigo... para que se dé cuenta de la situación. Al tercer disparo el alemán entendió que se le estaba dando un aviso, y se echó al suelo con estrépito y con los brazos en alto. Satisfecho con la acción, el oficial inglés se retiró del frente.

Tanto silencio no podía pasar por alto para el Estado Mayor, como era evidente y cuando se dieron cuenta de ello en ambos bandos, los altos oficiales comenzaron a presionar para que se reanudasen las hostilidades. En algunos frentes la tregua no solamente duró unos pocos días, sino hasta el fin de mes. Puesto que la situación ante sus superiores se tornaba insostenible, en algunos frentes se hicieron "acuerdos" para avisar cuándo terminaba la tregua: tres disparos al aire, dos disparos al aire, una pausa, cosas por el estilo: para dar tiempo suficiente a que los rezagados se vuelvan a ocultar en sus trincheras.

 

 

Así continuó la guerra, y murieron cerca de nueve millones de personas hasta que se firmó la paz.

Los altos mandos de ambos bandos tomaron cartas en el asunto para que una situación parecida nunca más pudiera darse: se hizo rotar a los soldados de sus fronteras para que no hubiera posibilidad de tratar más de cerca al enemigo, en especial en la temporada de Navidad para evitar sentimentalismos. Se cuenta la historia de un capitán del ejército británico que fue condenado a muerte por su estado mayor por "confraternizar con el enemigo" en la tregua de Navidad del '14. El mismo rey Jorge de Inglaterra tuvo que intervenir para que se le perdone la vida.

Alfred Anderson, hasta hace poco el hombre más anciano de Escocia, con 109 años, falleció en noviembre de este año. Él era el último testigo de esa tregua navideña. A él la tregua de Navidad le tocó en Francia y duró solamente un día. Pero la vio y la vivió, estuvo con los alemanes, departió con ellos. Fue un hecho real. Es verdad que hay Paz de los hombres de buena voluntad. Que en estas Navidades, muy cerca del Niño Dios, cada uno de nosotros podamos también transmitir la Paz que irradia el Belén y que es capaz de detener una gran guerra.

Compartir este post
Repost0
24 diciembre 2011 6 24 /12 /diciembre /2011 14:18
La dieta que previene el envejecimiento del cerebro
Una reciente investigación reveló que una dieta baja en calorías activa una molécula de proteína que moviliza una serie de genes relacionados con la longevidad y la buena función cerebral.
Fuente: Infobae - AFP
Comer menos puede mantener la mente joven, según científicos italianos que anunciaron el lunes que descubrieron el proceso molecular por el cual una dieta estricta puede salvar al cerebro de los estragos de la edad.

La investigación, publicada en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias), se basa en un estudio con ratones alimentados con una dieta que contiene solo el 70% de los alimentos que consumen normalmente.

Los científicos hallaron que una dieta baja en calorías activa una molécula de proteína, la CREB1, que activa una serie de genes relacionados con la longevidad y la buena función cerebral.

“Esperamos encontrar una manera de activar la CREB1, por ejemplo, a través de nuevos fármacos, para mantener el cerebro joven sin necesidad de una dieta estricta”, dijo el autor principal del estudio, Giovambattista Pani, investigador del Instituto de Patología General de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Roma.

Los investigadores habían descubierto anteriormente que los ratones que siguen una dieta muestran mejores habilidades cognitivas y de memoria, menor agresividad, y tienden a evitar o retrasar la enfermedad de Alzheimer. Pero no sabían la razón exacta.”Se sabe que la CREB1 regula las funciones importantes del cerebro que controlan la memoria, el aprendizaje y la ansiedad, y su actividad se reduce o se ve comprometida por el envejecimiento fisiológico”, indicó el estudio.

Los ratones que fueron genéticamente modificados para carecer de CREB1 mostraron la misma discapacidad cerebral que los ratones que fueron sobrealimentados.

“Por lo tanto, nuestros hallazgos identifican por primera vez un importante mediador de los efectos de la dieta en el cerebro”, dijo Pani.

“Este descubrimiento tiene importantes implicaciones para desarrollar futuras terapias para mantener el cerebro joven y prevenir la degeneración cerebral y el proceso de envejecimiento”
Compartir este post
Repost0
24 diciembre 2011 6 24 /12 /diciembre /2011 05:59

 

Cuándo se coló San Nicolás por las chimeneas latinoamericanas y le pusimos un árbol bajo el cual poner regalos? ¿Y cómo fue que un pavo voló hasta una mesa navideña en París?

La Navidad, palabra derivada del latín nativitaso nacimiento, es una de las principales fiestas cristianas que marca el nacimiento de Jesús de Nazareth.

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo nació Jesucristo pero se cree que en la Edad Media los líderes de la Iglesia cristiana, inspirados en los evangelios de San Mateo y San Lucas, fijaron la fecha con el fin de sus fieles se alejaran de las celebraciones paganas, en este caso, vinculadas al solsticio de invierno.

Pero todos los adornos a esta fiesta se desarrollaron con el tiempo y BBC Mundo quiso explorar esas historias.

 

 

La primera Navidad

Documentos históricos señalan que la primera Navidad celebrada en América Latina tuvo lugar el 25 de diciembre de 1492.

La celebración se realizó en "La Hispaniola", la isla que actualmente conforman Haití y República Dominicana, poco después de que los europeos descubrieran que existía América.

De acuerdo con la historia, Cristóbal Colón realizaba un reconocimiento del área cuando la carabela "Santa María" registró problemas.

Ante este obstáculo y con la ayuda de indígenas, se puso a salvo la carga que traían los conquistadores y con la madera de la carabela se procedió a construir un fortín. Allí se quedaron 39 hombres, parte de la tripulación, según relata la autora Virigina Nylander Ebinger en el libro "Aguinaldos, costumbres navideñas, música y comida de los países de habla hispana en América".

El fuerte se terminó de construir el 25 de diciembre y en consecuencia Colón lo llamó "La Navidad", día en el que los españoles celebraron esta fecha religiosa por vez primera en suelo americano.

 

 

En conversación con BBC Mundo, la profesora de Filología Hispánica de la Universidad de Alicante Beatriz Aracil señala que la primera navidad propiamente americana de la que se tiene registro fue en 1526. Fray Pedro de Gante le escribió al Rey Carlos V sobre esta celebración con los indígenas en México, territorio que entonces se conocía como la Nueva España.

El misionero franciscano -tras dedicar buen tiempo a aprender y asimilar la lengua (Nahuatl)y las costumbres indígenas- le describe al monarca cómo introduce la Navidad dentro del proceso de evangelización. Así, detalla cómo había transformado las costumbres indígenas en ritos cristianos.

Fray Pedro de Gante le escribe a Carlos V y le cuenta que mantuvo la música de los cantos indígenas pero les cambió la letra y describe cómo compuso versos solemnes en honor a Dios.

Además, las mantas que llevaban los indígenas mexicanos las pintó con temas alusivos a la Navidad e incorporó a los más pequeños: disfrazó a los niños indígenas de ángeles para que cantaran en Nochebuena villancicos, señala Aracil.

 

 

Árbol de Navidad

La tradición del árbol de Navidad tiene raíces germánicas pero son diversos los orígenes que se le atribuyen.

Algunos historiadores ubican bases iniciales del árbol de Navidad entre los años 680 y el 754, cuando San Bonifacio -quien daba un sermón a druidas- cortó un árbol que simbolizaba el denominado árbol del Universo, sagrado por los paganos, y en su lugar plantó un abeto que adornó con manzanas y velas como símbolo del amor de Dios.

Entre las diferentes versiones, otros apuntan a que fue en el siglo XVI cuando los cristianos en Alemania comenzaron a decorar árboles con luces en sus casas y que el reformador Martín Lutero fue el primero en poner en su hogar un árbol de Navidad.

El árbol de Navidad -como lo conocemos en la actualidad- llegó primero a Finlandia a principios del siglo XIX. En Inglaterra en la década de 1840, el castillo de Windsor exhibió el primer árbol navideño.

En Estados Unidos, ilustraciones del árbol y la familia real británica fueron adaptadas. Se le eliminó la corona a la reina y el bigote al príncipe Alberto para que la escena luciera como una familia estadounidense reunida alrededor del árbol de Navidad. Esa ilustración es considerada la primera imagen influyente de un árbol de Navidad en Estados Unidos. Registros apuntan a que en 1870 se inició esta costumbre en España.

Algunos historiadores señalan que en 1864, Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota llegaron a la ciudad de México para tomar posesión del recién formado Imperio Mexicano. Los emperadores austriacos trajeron la tradición a México pero tras el fusilamiento del monarca esta costumbre fue abandonada y retomada posteriormente.

Tras su popularización en Europa y Estados Unidos, el árbol pasó a ser utilizado en América Latina. La profesora Aracil señala que tanto el árbol de Navidad como San Nicolás son elementos relativamente recientes que surgieron a mediados del siglo XIX y que se han arraigado con más fuerza en los países en donde no existen o no han prevalecido tradiciones más antiguas.

San Nicolás, Santa Claus o Papá Noel

Se trata de un personaje legendario que en Occidente le trae regalos a los niños en Navidad. San Nicolás, el Viejito Pascuero, Santa Claus o Papá Noel, vive en el Polo Norte y viaja en un trineo.

Sin embargo, San Nicolás necesita de varios renos voladores mágicos que empujan el trineo y que permitirían repartir los regalos en la noche que va del 24 de diciembre al 25 de diciembre.

Aunque es una leyenda muy antigua, que se vincula a la mitología escandinava y a dioses como Odin, Thor y Saturno, e incluso algunos ubican sus orígenes en Asia, se señala que la figura estaría inspirada en un obispo cristiano, San Nicolás de Myra, que vivió en el siglo IV en Anatolia -territorio que hoy es Turquía- y cuyas reliquias se conservarían en Bari, Italia.

Se cuenta que el obispo era muy bondadoso y la historia más popular señala que ayudó a tres doncellas pobres, que no tenían dote para casarse y que estaban a punto de ser vendidas por su padre en desesperación. Ante el infortunio de esa familia, durante la noche el obispo tiró por la ventana tres bolsas de oro que las salvó de ser vendidas.

Fue en el siglo XVII cuando la imagen de Santa Claus llegó a Estados Unidos procedente Holanda,-país en el que se venera a Sinterklaas o San Nicolás, un personaje que trae regalos a los niños el 5 de diciembre.

Los medios de comunicación han tenido un papel muy importante en promover este personaje. Santa Claus tal y como lo conocemos hoy -regordete y vestido de rojo- fue producto de una ilustración realizada en 1870 por el dibujante alemán-estadounidense Thomas Nast sobre la base de un poema de Clement Moore.

Curiosamente, en 1902, Nast fue nombrado cónsul general de Estados Unidos en Ecuador bajo el gobierno de Theodore Roosevelt y murió en ese país latinoamericano producto de la fiebre amarilla.

Santa Claus ha sido utilizado ampliamente como herramienta comercial. En particular la empresa Coca Cola utilizó su imagen por primera vez en anuncios publicitarios destinados a promocionar la bebida carbonatada a partir de 1930 y esos anuncios también fueron llegando adaptados a la región.

Aunque la figura de San Nicolás ha sido difundida en América Latina, en algunos países de la región los regalos corren principalmente por cuenta del Niño Jesús como en los casos de Colombia, Venezuela y partes de México, mientras que los Reyes Magos reparten presentes en países como Puerto Rico y España.

El Pesebre, Belén o Nacimiento

El origen del belén, nacimiento o pesebre, como se le denomina a la escena del nacimiento de Jesús, presenta bastantes problemas, le señala a BBC Mundo el historiador y antropólogo Luis Pérez Armiño.

Y es que entre los historiadores no hay acuerdo en torno a la fecha de origen exacto de esta costumbre de raíces itálicas. Sin embargo, Pérez indicó que las fuentes más fiables dicen que surgió entre el siglo XIV y XV y que tuvo que ver con una serie de representaciones teatrales que se iniciaron en la Edad Media.

Posteriormente estas representaciones que se hacían en las iglesias se fueron sustituyendo por imágenes estáticas.

De acuerdo con Pérez Armiño, el pesebre llegó a América de la mano de los conquistadores españoles, quienes acompañados de misioneros utilizaban la imagen del misterio que resultaba "muy ilustrativa para el proceso de evangelización".

Las imágenes eran un recurso valioso para propagar la fe. "En principio, estas imágenes se hacían en España y se llevaban a América. No es sino hasta el siglo XVIII cuando surge el belén típicamente americano", afirma.

"La iglesia ponía mucho énfasis en la ortodoxia, que se siguieran fielmente los postulados católicos. Sin embargo, en América existen religiones indígenas muy arraigadas y, por ejemplo, es muy normal en los belenes de Bolivia que el niño en vez de nacer en un pesebre lo haga en la puerta del Sol de Tiahuanaco, en el Lago Titicaca", expresa Pérez Armiño.

En cuanto a la imagen del nacimiento, el historiador señala que en principio se representaba sólo a la Virgen, a San José y al Niño.

Posteriormente se añadieron los pastores y los Reyes Magos, hasta llegar a las escenas de mercado y de posadas que surgen entre el siglo XVIII y XIX.

Es precisamente en el siglo XVIII cuando el pesebre alcanza su auge derivado de la tradición de Nápoles, pues es allá donde el belén se convierte en un verdadero arte, pues los mejores escultores del momento participan en su elaboración.

El Pavo

Y si muchas costumbres europeas han pasado a formar parte de nuestras tradiciones, nuestro aporte a la Navidad fue el sabor. La profesora Aracil señala que la gastronomía indígena de América se ha mantenido aunque en cada país existen variaciones.

Los guajalotes o pavos son originales de México y su forma de prepararlo tiene raíces aztecas.

Según Heriberto García Rivas en el libro "Cocina prehispánica mexicana", a la llegada de los españoles el guajalote no era un ave silvestre, ya era criada en patios.

Algunos historiadores señalan que a principios del siglo XVI un grupo de jesuitas españoles, que vinieron con los conquistadores, lo llevaron de América a Europa y le llamaban gallina de las Indias.

García Rivas indica que después de España, Francia fue el segundo país europeo que adoptó el pavo pues el rey Luis XIV lo tenía como uno de su platos favoritos.

El autor afirma que el pavo se puso en boga en la época de ese rey francés y durante la guerra de independencia de Estados Unidos, "pues todo lo que venía de América estaba de moda en el mundo".

Así, los nobles y la monarquía de la época consideraban al exótico plato una exquisitez y de allí se fue popularizando entre los europeos que sustituyeron el cordero por el pavo.

Poinsettia o Nochebuena

Esta planta originaria de México y Centroamérica, y cuyo nombre científico es Euphorbia pulcherrima,se ha popularizado desde el siglo XIX no sólo en nuestra región sino también en Estados Unidos y Europa como símbolo de la Navidad.

La planta recibe muchos nombres diferentes a lo largo de América Latina.

Se trata de un arbusto de hojas verdes y triangulares que se ponen rojas en el invierno y actualmente es una de las plantas más vendidas en la época navideña.

Antes de los conquistadores, los aztecas la llamaban "Cuetlaxochitl" y la usaban para teñir vestidos y para curar fiebres, el arbusto también era utilizado en ceremonias religiosas pues los indígenas consideraban que el color rojo era símbolo de pureza.

A pesar de que se trata de una planta mexicana, fue el embajador de EE.UU. en México, Juel Roberts Poinsett, quien a partir de 1825 se encargó de hacer famoso el arbusto y de allí que en muchas partes se le conozca como Poinsettia.

Así que no sólo fue el sabor sino también el color, lo que América le dio al mundo para celebrar la Navidad. BBC Mundo.com

Compartir este post
Repost0
23 diciembre 2011 5 23 /12 /diciembre /2011 14:06
El Nacimiento de Navidad

La tradición de armar el “Nacimiento” se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Grecio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de Grecio para celebrar la misa de medianoche. En un pesebre, con la figura del Niño Jesús moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; en el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil sonrió al Santo de Asís. El milagro se había producido ante la vista de todos, y desde entonces la fama de los “Nacimientos” y su costumbre se extendió por todo el mundo.

 

 

Francisco de Asís – Nació en Asís el 5 de julio de 1182 – Falleció en Ibídem, 3 de octubre de 1226 , santo italiano, que fue diácono, fundador de la Orden Franciscana y de una segunda orden conocida como Hermanas Clarisas, ambas surgidas bajo la autoridad de la Iglesia Católica en la Edad Media, al contrario de otras hermandades - como los cátaros - que fueron consideradas herejes. De ser hijo de un rico comerciante de la ciudad en su juventud, pasó a vivir bajo la más estricta pobreza y observancia de los Evangelios. En Egipto, intentó infructuosamente la conversión de musulmanes al cristianismo.

 

 

Su vida religiosa fue austera y simple, por lo que animaba a sus seguidores a hacerlo de igual manera. Tal forma de vivir no fue aceptada por algunos de los nuevos miembros de la orden mientras ésta crecía; aún así, Francisco no fue reticente a una reorganización. Es el primer caso conocido en la historia de estigmatizaciones visibles y externas. Fue canonizado por la Iglesia Católica en 1228, y su festividad se celebra el 4 de octubre. Es conocido también como il poverello d’Assisi («el pobrecillo de Asís», en italiano).

 

En el siglo XII se concretaron cambios fundamentales en la sociedad de la época: el comienzo de las Cruzadas, el incremento demográfico y la afluencia del oro, entre otros motivos, influyeron en el incremento del comercio y el desarrollo de las ciudades. La economía seguía teniendo su base fundamental en el campo dominado por el modo de producción feudal, pero los excedentes de su producción se canalizaban con mayor dinamismo que en la Alta Edad Media. Aunque todavía no se estaba produciendo una clara transición del feudalismo al capitalismo y los estamentos privilegiados (nobleza y clero) seguían siendo los dominantes, como lo fueron hasta la Edad Contemporánea, los burgueses (artesanos, mercaderes, profesionales liberales y hombres de negocios) comenzaban a tener posibilidades de ascenso social. La Iglesia, protagonista de ese tiempo, también se vio influida por la nueva riqueza: no eran pocas las críticas a algunos de sus ministros que se preocupaban más por el crecimiento patrimonial y sus relaciones políticas de conveniencia.

 

 

Debido a ello, diversos movimientos religiosos surgieron en rechazo a la creciente opulencia de la jerarquía eclesiástica en esa época, o se dedicaron a vivir más de acuerdo con los postulados de una vida pobre y evangélica. Algunos de ellos medraron afuera de la institución y vivieron a su manera; tales movimientos fueron condenados hasta el punto de considerarlos herejes. Los cátaros, por ejemplo, predicaban entre otras cosas el rechazo a los sacramentos, las imágenes y la cruz.

 

 

Otras organizaciones como la creada por San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán, por el contrario, nacieron bajo sumisión a la autoridad católica y fueron conocidas con el nombre genérico de "los monjes mendicantes". Este movimiento logró que la mayoría de la Iglesia se alejase de la opulencia, vicio que tornaría en el siglo XIV.

 

 

En 1223 , Francisco decidió retornar a Umbría. Debido a la cercanía de la Navidad, a la que él tenía especial aprecio, quiso celebrarla de manera particular ese año de 1223; para ello convidó a los habitantes de la ciudad de Greccio, a festejar el nacimiento de Jesucristo en una loma rodeada de árboles y llena de cuevas de un terreno de propiedad de un ciudadano llamado Juan.

Pretendió que la celebración se asemejara lo más posible a la natividad de Jesús, y montó un pesebre con animales y heno; pobladores y frailes de los alrededores acudieron a la misa en procesión. Allí el poverello asistió como diácono y predicó un sermón. Aunque no fue la primera celebración de este tipo, es considerada un importante evento religioso, una fiesta única y el nacimiento de la costumbre del honrar al pesebre en el día de Navidad.

Compartir este post
Repost0
22 diciembre 2011 4 22 /12 /diciembre /2011 21:28

 

La Historia de la Misa del Gallo

¿Por qué se llama “Misa del Gallo” a la misa que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad? Porque esa misa solía caer “ad galli cantus” o “al canto del gallo”, de donde le quedó su sugestivo nombre que nada tiene que ver con el hecho de que en algunos países acostumbraran comer gallo al horno en la cena de Nochebuena.

Se denomina popularmente Misa de Gallo a la misa que se celebra en la medianoche (o poco antes) de Navidad, de esta forma se recibe al día de Navidad como la conmemoración del nacimiento de Jesús. Debe decirse Misa de Gallo y no Misa del Gallo. Esta misa es conocida popularmente con el nombre de "Misa de los pastores".

 

 

Sixto III - (siglo V d.C.), introdujo en Roma la costumbre de celebrar en Navidad una vigilia nocturna, a medianoche, “en seguida de cantar el gallo”, en un pequeño oratorio, llamado "ad praesepium", "ante el pesebre", situado detrás del altar mayor de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma. Esta expresión se debe a que los antiguos romanos denominaban el Canto del Gallo al comienzo del día, a la media noche. Se quedó con el nombre de Misa del Gallo la misa que se celebraba a esta hora.

En países de habla hispana esta costumbre esta arraigada sobre todo en la región de América Latina (Venezuela, Colombia, México entre otros...) donde existe el mayor número de católicos a nivel mundial. Otras regiones como Filipinas se celebra una misa de Gallo similar a la española, debido tal vez a la colonización del territorio por españoles que dejaron restos de la cultura católica. En Venezuela se les conoce también como "Misas de Aguinaldo", haciendo alusión a la música tradicional navideña conocida con ese nombre.

Otra versión de la denominación de "Misa del Gallo", viene dada porque la Iglesia (la statio) a la que el Papa se dirigía para esa celebración tenía lugar en la Basílica de S. Petrum in gallocantum (San Pedro del canto del Gallo).

 

 

 

La que después de mucho tiempo acabó llamándose Misa del Gallo es el final de un largo cúmulo de celebraciones propias de la vigilia del solsticio de invierno, a imagen y semejanza de la vigilia del solsticio de verano, la de San Juan. Es una fiesta solar en la que en su día el fuego jugó un papel primordial, igual que en la vigilia de San Juan. El que esta celebración acabase siendo una Misa, es un triunfo de la disciplina eclesiástica sobre la libertad y hasta el libertinaje de las celebraciones profanas.

La Navidad se celebra litúrgicamente con tres misas: la de medianoche, la del alba y la del mediodía, que cubren todo el desarrollo de los festejos navideños. En esta noche en que se celebraba el despertar del sol (es cuando empieza a alargar el día), no se debía dormir, sino que había que pasarse toda la noche de fiesta. Con el cristianismo esas fiestas se cristianizaron, siendo el nuevo eje de la misma Jesús recién nacido.

Así, después de celebrarse la fiesta en casa con una buena cena, se salía al bosque a por teas y ramajes que allí mismo se encendían, emprendiendo la vuelta hacia el pueblo. Todo el paisaje se llenaba de puntos de luz que iban confluyendo hacia el pueblo, hasta llegar a la explanada de la iglesia, donde se juntaban todas las teas y ramajes formando una sola hoguera en torno a la que se bailaba, se comía y se bebía.

La fiesta continuaba dentro de la iglesia con representaciones sacras del Nacimiento de Jesús, entreveradas de canciones. La iglesia estaba adornada de ramajes, y los fieles se llevaban pájaros enjaulados, cazados para la ocasión, que alegraban el ambiente con sus cantos. Cuando sonaba el Gloria, se soltaban los pájaros en la iglesia para que revoloteasen por la iglesia. Es decir que aquello era una misa complementariamente. En algunas misas había también por lo menos un cordero, como gran protagonista de la adoración de los pastores, que eran los reyes de esta noche.

Otro de los protagonistas de esta misa tan festiva, y que podía llegar a durar horas, era el gallo, que es el que pudo dar nombre a esta misa. Por empezar, esta misa no se celebraba a medianoche como ahora, sino al alba. De hecho, esta celebración antes de llamarse misa, se llamó maitines (el primer rezo litúrgico, que se hace al rayar el alba), y estaba amenizada con el canto del gallo (uno solo) que se llevaba a misa con este objetivo. Cada canto del gallo era celebrado con gran jolgorio y alborozo. En estas singulares misas hasta se comía y se bebía, bajo la vigilante mirada del sacerdote, que presidía la "misa" y procuraba introducir en ella todos los elementos religiosos que era posible.

Otro nombre que tuvo esta celebración nocturna de la Navidad (y aún se conserva en las Baleares) es la de Calenda. Se llamaba así a la lectura de las vidas de los santos importantes que se celebraban a lo largo del año. Estas calendas en las mayores solemnidades se acompañaban de representación sacra, cantada y bastante festiva. La de Navidad era la Calenda por antonomasia. De ahí vino el nombre de calendario, que era el listado de las calendas (es decir de las fiestas religiosas) del año.

 

 

 

 

 

He ahí un recorrido por las formas más arcaicas de la celebración de la Vigilia de la Navidad, que se fue haciendo cada vez más seria y formal, hasta convertirse en Misa del Gallo. El apellido de esta misa es el único resto que nos queda de la antigua informalidad de esta misa., que de hecho era una vigilia de formato muy honesto, con profunda marca religiosa, que se fue acentuando cada vez más.

Compartir este post
Repost0
22 diciembre 2011 4 22 /12 /diciembre /2011 21:21

 

La Historia del Árbol de Navidad

Por: Marisol Palacios – ABC Digital - Tan tradicional e infaltable como el pandulce en estas fechas es el árbol de Navidad. En nuestro país, generalmente, se usa el sintético, porque muy pocas casas tienen el espacio suficiente para plantar un abeto –o pino, que es el más común en nuestro medio–. Mucha gente piensa que siempre se utilizó el abeto decorado como símbolo para celebrar la Navidad, pero no es así.

 

 

Origen

Existen tres leyendas acerca de su origen, que veremos más adelante. Esta costumbre, consagrada por los cristianos, tiene raíces paganas. Según cuentan, las tribus germanas de hace 1200 años veneraban el roble –de madera dura, compacta y muy apreciada para construcciones; representaba para ellos mucho misticismo– y el manzano, aunque este no gozaba de tanto prestigio como el primero.

Creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el “divino Idrasil” o el “dios Odín”, al que le rendían culto. Y en invierno, los robles, como casi todos los árboles, pierden sus hojas, por lo que estas tribus pensaban que cuando un árbol perdía su follaje era porque los espíritus lo habían abandonado, entonces les adornaban con ramas de especies perennes, papeles, frutas, trozos de vidrio y antorchas, que representaban a las estrellas, la Luna y el Sol para que los espíritus retornaran en la época primaveral y el árbol volviera a brotar.

Pasado el tiempo –y aquí comienza la primera leyenda–, el cristianismo logró reemplazar la devoción por el roble por la de otro árbol, muy diferente: el abeto. Su madera –la antítesis del roble–, no muy resistente, no era muy apreciada por los germanos. Sin embargo, su forma triangular era propicia para simbolizar a la Santísima Trinidad.

¿Cómo sucedió esto? Cuentan que San Bonifacio, que predicaba entre los pueblos germanos, que insistían en adorar el roble como árbol sagrado, un día, cansado de lo que él consideraba una veneración sacrílega por parte de los druidas, derribó un roble a hachazos. Y como un efecto dominó, al caerse el árbol, cayeron todos los que lo rodeaban, excepto un pequeño abeto al que el santo consagró como el árbol de Navidad, por considerarlo como una señal, y lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de los hombres; las velas representaban la luz de Cristo.

Pero aquí no termina el tema. La segunda leyenda sostiene que esta celebración tiene su origen en Babilonia, ciudad fundada por Nimrod, nieto de Cam y, por lo tanto, bisnieto de Noé; sí, el del arca. Cuentan que Nimrod era tan pero tan malo que se casó con su madre, llamada Semíramis. Pero Nimrod murió muy joven, por lo que a su madre no se le ocurrió otra cosa que decir que su hijo se había reencarnado en forma de árbol. Por eso, en cada aniversario de su nacimiento, que, coincidentemente, era el 25 de diciembre, colgaban regalos en el árbol. En conclusión, el cristianismo dio una vuelta de tuerca a un rito pagano babilónico y la llevó por los caminos de la fe, por lo que surge la leyenda de San Bonifacio.

La tercera leyenda cuenta que Martín Lutero, el fundador de la Iglesia protestante, estaba caminando por un bosque en la noche de la víspera de Navidad cuando quedó maravillado por la belleza de millones de estrellas que brillaban a través de las ramas de los árboles. Tan impresionado quedó que cortó un pequeño árbol y lo llevó su casa. Allí, lo adornó con bellotas, castañas y avellanas para recordar los dones que los hombres recibieron de Jesús. Luego, esta costumbre se extendió por toda Alemania al igual que el protestantismo y, como sabemos, con el tiempo, le fueron agregando nuevos elementos como bolitas, que en un principio fueron de vidrio, guirnaldas, etc. Las esferas, para la tradición cristiana, simbolizan las oraciones que hacemos durante el período de Adviento y sus colores significan: las rojas, peticiones; las plateadas, agradecimiento; las doradas, alabanza, y las azules, arrepentimiento. Además, la estrella que se acostumbra poner en la punta del árbol representa la fe que debe guiar la vida del cristiano. 

Asimismo, el árbol de Navidad tiene que tener de 24 a 28 esferas, dependiendo de los días que tenga el Adviento, que se van colgando desde el 8 de diciembre hasta Nochebuena, y cada una se acompaña de una oración o un propósito.  

Compartir este post
Repost0

Instituto De Los Andes

  • : INSTITUTO DE LOS ANDES
  • : BLOG DE JAIME ARIANSEN CESPEDES, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LOS ANDES DE LIMA - PERÚ jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces