Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 septiembre 2014 5 19 /09 /septiembre /2014 05:50
HUELLAS DEL PASADO - MEXICO

El indulto es para los criminales, no para los defensores de la Patria...Miguel Hidalgo y Costilla

Contaba seis años de edad Darío, cuando solicitó mi opinión acerca del personaje más importante de la Historia de México. Varios -le dije- y recité la lista de mis próceres favoritos. Yo creo que es Miguel Hidalgo -me dijo- con la seguridad que lo caracteriza. Tal vez tenía razón.

El chocolate y la Virgen de Guadalupe son, a no dudar, dos elementos distintivos de la simbiosis cultural que sobrevino a la conquista, y son también, protagonistas indiscutibles de la Guerra de Independencia.

El 14 de septiembre de 1810, y luego de haber desembarcado en Veracruz el 28 de agosto, asume el cargo de virrey de la Nueva España Francisco Xavier Venegas, marqués de la Reunión, cerca de cumplir los 56 años de edad. Advertido de los intentos de insurrección, entre sus primeras disposiciones se encuentra la supresión de los tributos que hasta entones pagaban al reino indígenas y mulatos, además de prohibir la publicación de toda idea independentista y de conformar una policía política encargada de acabar con los insurrectos.

En la casa del presbítero José María Sánchez, y presididas por el regidor de Querétaro, Miguel Domínguez (1756-1830), se realizaban tertulias literarias a las que asistían además de su esposa Josefa Crescencia Ortiz (1773-1829), entre otros, el cura Miguel Hidalgo de 56 años y los militares Ignacio Allende de 41 y Juan Aldama de 46. En ellas se fraguó un plan para desencadenar la Guerra de Independencia que debería estallar el 1 de octubre de 1810. Los acontecimientos se precipitaron gracias a las denuncias hechas por Joaquín Arias y Juan Garrido el 11 y el 13 de septiembre, respectivamente.

El padre Hidalgo dormía en el curato de Dolores, cuando a la una de la mañana del día 16, llegaron a comunicarle Aldama y Allende, la detención de los hermanos González y la orden de captura en contra de este último. La primera reacción de Hidalgo consistió en ordenar chocolate para combatir el frío de sus visitantes, luego de lo cual decidió iniciar la aprehensión de "gachupines" y tomar las armas, llamando a ello a la plebe a través del tañer la campana de su templo. El llamado "grito de Dolores" fue más bien un discurso sesudo y sereno, como correspondía a un párroco que aspirase al respeto y la confianza de sus feligreses.

La semilla de la independencia prendió velozmente, haciendo crecer la turba desorganizada y convirtiéndola de a poco en un ejército. Hubo que

pagar para ello un alto precio, permitiendo asesinatos crueles y rapaces latrocinios, ocasionando así el germen de los conocidos desacuerdos entre Allende e Hidalgo. En sus declaraciones judiciales, el cura de Dolores se muestra arrepentido y avergonzado de las aberraciones que cometiera como caudillo, mismos que justificaba como militar.

Es bien sabido que a su salida de Dolores, y al pasar por Atotonilco, Hidalgo toma como emblema de su lucha un estandarte de la Virgen de Guadalupe. Es menos conocido que, en respuesta, las tropas realistas se hicieron a su vez de una imagen de la Virgen de los Remedios, patrona de Frenegal, en Badajoz. La disputa religiosa entre lo español y lo mestizo llegó al tonto extremo de que, en más de una ocasión, tropas de algún bando "fusilaran" a la imagen correspondiente del ejército contrario.

Considerando que los desmanes de los "hidalguistas" no podrían continuar, don Miguel es despojado de su mando militar, en favor de Allende, el 25 de febrero de 1811 en la Hacienda de Pabellón, Aguascalientes. Estos cinco meses de espumoso chocolate y de fieros combates al mando del religioso le cambiaron el rostro a México.

La primavera de 1811 llega de la mano de la traición, y en las norias de Acatita de Baján, son hechos prisioneros Hidalgo, Allende, el ingeniero de minas Mariano Jiménez, de 29 años, el militar de 27 Mariano Abasolo, y el español peninsular Manuel Santa María, oriundo de Sevilla, pero ferviente independentista. Una vez que el virrey Venegas tiene conocimiento del hecho, lo festina otorgando el título de ciudad al poblado de Monclova, situado a 60 kilómetros de Acatita.

Los mil kilómetros que recorrieron los prisioneros a pie desde Monclova hasta Chihuahua, y los 35 días que en ello se invirtió, constituyeron posiblemente el único período de la vida del Padre de la Patria en el que hubo de prescindir del cálido ósculo de su amado chocolate. El 25 de Abril llegan a Chihuahua a escenificar los montajes que algunos llamaron juicios. En el caso de Hidalgo, el religioso y el civil.

En ellos se hicieron manifiestos los desacuerdos, y se pudo calificar de los más pusilánimes a Aldama y Abasolo. De este último, el único no fusilado, sólo vale la pena decir que las calles, poblados y jardines que llevan su nombre, deberían ser llamados Manuela Rojas (1783-1843) por todos los actos heroicos que le valieron salvar la vida de su esposo, apelando a la clemencia que el general Abasolo mostró con los realistas vencidos.

Durante este período sabemos de la entereza de los insurgentes, y particularmente de Hidalgo, gracias a los testimonios de Fray Gregorio de la Concepción (1773-1843), otro religioso insurgente. Se sabe, por ejemplo que repartió los dulces que le quedaban entre los miembros del pelotón de fusilamiento, que escribió un poema para sus carceleros en la pared de su celda, y que la noche previa a su muerte, ocurrida el 30 de julio de 1811, protestó por la reducción en la ración de leche para su chocolate.

La voz de mando en el fusilamiento del Padre de la Patria estuvo a cargo del teniente Pedro Armendáriz, quien en 1823, ya en el México independiente, fundara y presidiera el club de admiradores de Miguel Hidalgo. Su última voluntad: degustar un caliente chocolate.

Antes, en su paso por Charo, Michoacán, Hidalgo se encuentra con un exalumno, de nombre José María, que deseaba unirse a la insurgencia, luego de abandonar el sacerdocio que ejercía en Carácuaro, Morelos bien merece el miércoles próximo.

Compartir este post

Published by jaime ariansen
Comenta este artículo

Comentarios

Instituto De Los Andes

  • : INSTITUTO DE LOS ANDES
  • INSTITUTO DE LOS ANDES
  • : BLOG DE JAIME ARIANSEN CESPEDES, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LOS ANDES DE LIMA - PERÚ jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces