Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 julio 2010 1 19 /07 /julio /2010 10:12

Por Tamara Armada /ES, http://www.grupoq.com.ar/

Grasas y aceites: no tan malos

Aunque siempre se hable de las desventajas que existen al consumir grasas, hay beneficios de los que no estamos al tanto. Descubrí cuáles son las grasas que sí resultan buenas y adecuadas para tu salud.

Grasas y aceites: no tan malos

Si llevas una dieta balanceada, consumir grasas es esencial para el buen funcionamiento del organismo: son fuente de energía, contribuyen a prolongar la sensación de saciedad  y ayudan para que la digestión más lenta.

La cuestión está en saber en qué proporciones  debes  consumir. Según su composición química, se clasifican en: ácidos grasos saturados y ácidos grasos insaturados. A su vez estos últimos se dividen en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.

En cuanto a las grasas saturadas,  son de origen animal, y se recomienda controlar su consumo para  disminuir el colesterol en la sangre que incrementa el riesgo cardiovascular.

Las grasas poliinsaturadas (aportadas por los aceites de origen vegetal) son una excelente fuente de omega 3 y omega 6, indispensables para la salud porque disminuyen  el colesterol, los triglicéridos plasmáticos y los depósitos plaquetarios, y bajan la presión arterial.

Los ácidos grasos trans son las nuevas grasas que también elevan el colesterol, y que están presentes en las margarinas y todos los productos derivados. Estos  ácidos grasos deben aportar en tu dieta  entre 1  y 2 % del valor calórico,  lo que representa de 2 a 4 gramos al día de una dieta de 2000 calorías, es decir, dos rulos de margarina. 

Ten en cuenta que todos los productos de pastelería, las galletas de agua, mayonesas, baños de alfajores, chocolates y cremas industriales, entre otros, están elaborados con grasas trans.

Por el lado de los aceites vegetales  mejora al aporte de omega 6 en relación al omega 3 para que ambos actúen mejor.

¿Cuáles son las fuentes de omega3  y omega 6?

- Semillas de  lino: 1 cda. sopera aporta w3

- Aceite chia: 1 cda. de té aporta 0.53 w3

- Aceites de  canola: 1 cda. sopera, 1.13 g de w3

- Aceite de soja: 1 cda. sopera, 0.92 g w3 y 7.36 g de w6

- Aceite de oliva: 1 cda. sopera  0.09 g de w3, 1g de w6

  - Nueces: 3 unidades 0.09 g de w3 y 4.05 g de w6

- Cápsulas de  aceite w3

- Aceite de hígado de bacalao: contiene w3 y w6 

Según estos criterios, es recomendable combinar el  aceite de  oliva con aceite de canola o soja, de la siguiente forma: 2  partes de oliva con 1 de canola.

Los ácidos w3 son sensibles a la temperatura, por lo tanto guarda el aceite en lugar fresco o heladera y úsalo más crudo que cocido. Mantenlo en un lugar oscuro porque son sensibles a la luz, y fracciónalo en frascos chicos para evitar la oxidación  en contacto con el aire.   

Fuente: Posada del Qenti / Licenciada Sandra Villarreal del Área de Nutrición del Grupo Qenti

Compartir este post

Repost 0
Published by jaime ariansen - en 19 SALSAS ACEITES
Comenta este artículo

Comentarios

Hermann 06/22/2011 02:50


El aceite de oliva "ayuda a prevenir accidentes cerebrovasculares"

Un accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo sanguíneo a una parte del cerebro se interrumpe debido a que un vaso sanguíneo en dicho órgano se bloquea o se rompe.
Si se detiene el flujo sanguíneo durante más de unos pocos segundos, el cerebro no puede recibir sangre y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, causando daño permanente.

El aceite de oliva puede ayudar a prevenir los accidentes cerebrovasculares en personas mayores de 65 años, sugiere un estudio. Los investigadores hicieron un seguimiento a unas 7.000 personas
mayores de 65 años que viven en tres ciudades francesas, durante cinco años.
Encontraron que las personas que consumían una gran cantidad de aceite de oliva en la cocina, como aderezo o salsa tenían un menor riesgo de ictus cerebral (accidente cerebrovascular) que aquellas
personas que nunca consumieron aceite de oliva.
Los investigadores dicen que las personas mayores deben realizar dietas, que incluyan al aceite de oliva, esto con base en los hallazgos, publicados en la revista Neurology.
La Dr. Cecilia Samieri, de la Universidad de Burdeos, dijo: "Nuestra investigación sugiere que los médicos deben aconsejar nuevas dietas, para prevenir los accidentes cerebrovasculares en personas
mayores de 65 años”.
El accidente cerebrovascular es muy común en las personas mayores, y el aceite de oliva podría ser una manera barata y fácil de ayudar a prevenirla.
Los investigadores estudiaron registros médicos de 7.625 personas mayores de 65 años que vive en Burdeos, Dijon y Montpellier. Se les preguntó si consumían el aceite de oliva en la cocina,
ensaladas o con pan, de forma frecuente, moderada o si es que nunca lo consumían.
La mayoría consumía aceite de oliva extra virgen, la cual es común en Francia.
Después de cinco años, 148 de los hombres y mujeres habían sufrido un ictus cerebral (accidente cerebrovascular).
El estudio encontró que el riesgo de los accidentes cerebrovasculares fue 41% menor en aquellas personas que consumieron regularmente el aceite de oliva en comparación con los que no, a su vez
intervinieron otros factores como la dieta, el ejercicio y el peso, que también se tomaron en cuenta.
Esto funciona como un riesgo de 1,5% en seis años, en comparación con el 2,6%.

Función de protección
Comentando sobre el estudio publicado en Neurology, Sharlin Ahmed de la “Stroke Association”, (Esta asociación es la única organización británica benéfica que se ocupa sólo de la lucha contra los
accidentes cerebrovasculares, en personas de todas las edades.), dijo: "Hace tiempo que se sabe que el aceite de oliva posee beneficios potenciales para la salud”.
Se cree también que el aceite de oliva podría proteger a las personas frente a otras enfermedades como el colesterol alto, presión arterial alta y otras enfermedades del corazón y lo que es
alentador, también podría tener una función similar para la protección contra el accidente cerebrovascular.
Sin embargo, es importante tener en cuenta que los riesgos de tener un accidente cerebrovascular, no va a disminuir solamente consumiendo aceite de oliva, el consumo de aceite de oliva es más bien
como una alternativa a las grasas al momento de cocinar, como parte de una dieta sana y equilibrada baja en grasas saturadas y sal.
Este es un estudio basado en las respuestas del público y no un ensayo clínico. Por lo tanto se necesita más investigaciones, que deben llevarse a cabo para poder probar científicamente la
efectividad del aceite de oliva como un ingrediente que puede proteger a las personas contra el ictus cerebral.


Instituto De Los Andes

  • : INSTITUTO DE LOS ANDES
  • INSTITUTO DE LOS ANDES
  • : BLOG DE JAIME ARIANSEN CESPEDES, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LOS ANDES DE LIMA - PERÚ jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces